lunes, 6 de abril de 2015

Hoy Hablaremos de: Los Clásicos + ¡TIPS para leerlos!

Hola!! ¿Cómo han estado? Hoy tenía pensado subir la reseña de 1984, pero resulta que el tiempo no me ha alcanzado y aún no lo termino. Espero poder subirlo para mañana. Pero como quería subir una entrada hoy he elegido un tema del cual tenia muchas ganas de hablarles hace tiempo: Los clásicos.

Muchas veces cuando pensamos en clásicos lo primero que salta a nuestra mente son libros enormes y llenos de palabras complicadas, y nunca nos animamos a leerlos. A mi nunca me llamaron la atención esos libros llenos de polvo y de letra diminuta que había en la estantería de mi casa hasta que me tope Orgullo y Prejuicio. Debo decir que a partir de ese momento sentí una gran inclinación por la literatura de aquella época. Pero como no encontraba muchos libros que se parecieran a la idea que yo tenía de clásicos (romance y bailes) lo dejé. 

Luego de un tiempo y de muchas releídas a Jane Austen me dejaron como lectura en el colegio Crimen y Castigo, no estaba muy animada, pero fui y lo conseguí. Eso no sirvió de mucho ya que no lo leí. Luego de el examen estaba bastante angustiada porque no había leído el libro, así que me dije: ¡Tienes que leerlo! Lo comencé, lo devoré y lo terminé y lo mejor de todo fue que lo disfruté. En serio que me gustó. Me había encasillado en la idea de que los clásicos son aburridos y tediosos, pero eso no es cierto, lo he ido descubriendo a lo largo del tiempo. No tienen idea de lo mucho que me reí y disfruté con Los Tres Mosqueteros o la angustia que pasé con Crimen y Castigo.

«… no se leen los clásicos por deber o por respeto, sino sólo por amor. Salvo en la escuela: la escuela debe hacerte conocer bien o mal cierto número de clásicos entre los cuales (o con referencia a los cuales) podrás reconocer después tus clásicos. La escuela está obligada a darte instrumentos para efectuar una elección; pero las elecciones que cuentan son las que ocurren fuera o después de cualquier escuela»
Ítalo Calvino, Por qué leer los clásicos, Barcelona, Círculo de Lectores, 1993, p. 17

Si bien en la escuela muchas veces logran que odiemos estos libros trata en lo posible de leerlos y disfrutarlos, podrían hasta gustarte. No hay ninguna regla para comenzar a leer más que abrir el libro y empezarlo. Si no te atreves a leerlo nunca vas a saber si te gustan o no. Hay tantos clásicos de la literatura en el mundo, elige el más adecuado a tus gustos. Si te agrada la ciencia ficción puedes leer Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley, lo vas a disfrutar. O puedes meterte al País de la Maravillas junto a Alicia, es un viaje de diversión asegurado. Verás como dentro de poco estarás pidiendo a  gritos más libros de esos autores. 

¡Tips!


Muchas veces tenemos un cierto 'temor' a leer estos libros porque pensamos que están llenos de palabras complicadas y tramas intricadas, pero si no nos animamos a leerlos jamás vamos a descubrir que tan cierto es eso. Yo les traigo aquí algunos Tips para comenzar su lectura:
  1. Comienza por lo sencillo: Si no estas acostumbrado a leer este tipo de obras no saltes de frente a leer el Quijote, porque seguramente lo odiaras. Comienza por libros cortos y sencillos, ese será tu camino para libros más 'complicados'. Yo te recomiendo:
    • La vuelta al mundo en 80 días - Julio Verne. En general cualquier libro de Julio Verne esta bien para comenzar. Son cortos y fáciles de leer. Y si a ti te gusta la ciencia ficción te va a encantar este autor. 
  2. Ten una libreta a mano: Esto es aconsejable cuando veas que la trama se esta poniendo un poco espesa. Si ves que los nombres y las fechas te confunden anótalas en una libreta, de esa manera cuando aparezca tal personaje o tal referencia tu ya sabrás de quien o que se trata. 
  3. Consíguete un diccionario: El más básico puede servir. No es necesario traer toda la enciclopedia. Esto te servirá cuando encuentres alguna palabra difícil. Por lo general algunos términos son fáciles de deducir, pero si no es así no te abrumes. Anota la palabra y búscala, verás como todo cobra sentido. 
  4. No te apresures: Tómate tu tiempo para procesar cada parte, analizarlas y entenderlas, pero recordando siempre disfrutarlas. 
  5. No te fuerces: ¡Calma! Si ya no puedes con el libro déjalo. Algún día volverás a él, cuando estés listo y el libro este listo para ti. 
"El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta el modo imperativo". 
Jorge Luis Borges.

Eso ha sido todo ¿Te gustan los clásicos? ¿Cuáles? ¿Cuál te gustaría leer?
¡Nos leemos luego!