viernes, 30 de diciembre de 2011

EFÍMERO

-¡No!- el ave cayó.
En tan sólo un instante, tan fugaz, tan efímero, y tan eterno al mismo tiempo. El sonido de la escopeta aún se podía sentir, aún te podía herir; y luego un silencio se apoderó de el lugar.
El silencio, mi voz más fuerte en ese momento.
Me quede parada frente al ave herida, sin poder hacer nada, mi cuerpo no me respondía.¡Ayúdale! me dije, pero mi cuerpo no me respondía, ¡Ayúdale!, pero nada.
Mi hermano llegó, se acercó al ave, y la cogió entre las manos; yo seguía sin moverme, me miró y silencio se hizo más profundo.
Hay acciones, hay palabras, que hablan con un lenguaje de silencio, pero que llevan con sigo un mensaje eterno, y un profundo sentimiento. Yo lo comprendí por fin, mirando al ave muerta, mirando a mi hermano en su silencio.
En mi mente aparecieron las imágenes de esos días, en que un ave hermosa volaba por el cielo, por un cielo azul; y ahora sólo nubes negras que sueltan lagrimas, y un ave muerta en las manos de mi hermano.

Stephanie  M. Roncal Cotrina

jueves, 29 de diciembre de 2011

lunes, 26 de diciembre de 2011

UN DÍA COMO CUALQUIER OTRO - WALT DISNEY

...Y así después de esperar tanto, 
un día como cualquier otro decidí triunfar... 
decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas, 
decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, 
decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, 
decidí ver cada noche como un misterio a resolver, 
decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz. 

Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades,

y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos. 
Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, 
descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui., 
Me dejó de importar quién ganara o perdiera; 
ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer. 
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir. 
Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, 

es tener el derecho de llamar a alguien «Amigo». 

Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, 
«el amor es una filosofía de vida». 
Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados

y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; 
aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás. 

Aquel día decidí cambiar tantas cosas... 
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad. 
Desde aquel día ya no duermo para descansar... 

ahora simplemente duermo para soñar.
Walt Disney 



domingo, 25 de diciembre de 2011

Feliz Navidad

La Navidad es...
Es la dulzura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro. Es el deseo más genuino de que cada taza se rebase con bendiciones ricas y eternas, y de que cada camino nos lleve a la paz, a disfrutar de la vida con las pequeñas cosas que ésta nos ofrece, a dar lo mejor de ti



Que esta navidad convierta cada deseo en estrella, cada lágrima en sonrisa, cada corazón en dulce para recibir a Jesús. Feliz Navidad...


Te desea Stephanie...

jueves, 15 de diciembre de 2011

RAZONES PARA LEER (FRAGMENTO: COMO UNA NOVELA) - DANIEL PENNAC

Para los amantes de la lectura, que como yo, no pueden dormir sin leer algo...

"Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía."


“El hombre construye casas porque está vivo, pero escribe libros porque se sabe mortal. Vive en grupo porque es gregario, pero lee porque se sabe solo. Esta locura es para él una compañía que no ocupa el lugar de ninguna otra, pero que ninguna otra compañía podría sustituir. No le ofrece ninguna explicación definitiva sobre su destino pero teje una apretada red de connivencias que expresan la paradójica dicha de vivir a la vez que iluminan la absurdidad trágica de la vida. De manera que nuestras razones para leer son tan extrañas como nuestras razones para vivir.”

Daniel Pennac (Como una novela)

domingo, 11 de diciembre de 2011

LA TEJEDORA

El sol quemaba, pero ella no se movía, a veces parecía que ni siquiera respiraba, sólo sus manos se movían al compás del viento que rosaba su rostro sin expresión. Llevaba ya casi una semana sentada a las afueras de su casa entrelazando hilos de colores y formando figuras extrañas pero perfectas, tejía sueños desordenados, tejía sus recuerdos, tejía esperanzas, o tal vez tristezas, “es un shimpironte” decía cuando nos acercábamos a investigar y luego con una mirada nos decía que nos fuéramos.
Como toda mujer de pueblo ella había aprendido a tejer desde los ocho años o tal vez menos; su madre , su maestra, le había enseñado el arte de entrelazar hilos y  con movimientos armónicos descubrir todos los secretos que guardan.
La señora Domitila era una mujer solitaria y callada que escondía su vida a través de los mantos que tejía, o mejor dicho su vida era los mantos y su oficio era el tejer.
Depositaba cada minuto de sus horas solitarias en descubrir entre cada puntada la perfección del diseño.
Los shimpirontes que tejía no los vendía, no los regalaba, ella solo tejía para luego guardar en su casa, por esa razón todos la tildaban de bruja, de loca, pero tal vez solo lo decían por temor o para que sus niños no se le acerquen, habían crecido una infinidad de mitos alrededor de ella.
Mientras las personas del pueblo hablaban, nuestra curiosidad crecía cada vez más, nuestra desesperación por saber que se escondía dentro de la casa de doña Domitila era excesiva hasta que un buen día, entre juegos y bromas, desdimos entrar a su casa y averiguar qué era lo que hacia con sus perfectas mantas.
Aquella noche era profunda y en el cielo no brillaba ninguna estrella, sólo la luna hacía gala de su infinita belleza, los grillos chirriaban sus notas confusas dentro de las pencas rompiendo el silencio eterno de la noche, los magueyes flacos y largos parecían observarnos desde lo alto como advirtiéndonos, todo eso daba una especie de terror a la noche. Y de ese modo nos  fuimos hacia su casa que por alguna razón se encontraba alejada de las demás.
Estábamos a unos pasos y el miedo nos perseguía por instantes, no había nadie, la noche era nuestra única acompañante y era también la única testigo de los que existía en esa morada.
Llegamos frente a la puerta y esta se abrió por si sola impulsada por el viento frío de la noche, entramos y nuestros ojos no daban crédito a los que veíamos.
Una casa, una ventana, la lluvia, la niebla, la tristeza y el recuerdo, acompañados por la perfección infinita de tejidos armoniosos
Un cuarto lleno de mantas, los muebles habían desaparecido dejando un profundo vació. Sólo quedaba una mesa con una pequeña flor al centro de ella, en las sombras, lejos de la luz de de la luna, la melancolía suspiraba en las paredes,  colgadas estaban las fotografías de sus pequeños niños, cuanta felicidad se veía reflejada en los ojos de la  tejedora, una felicidad de la que ahora no quedaban rastros. Nuestros ojos se llenaron de lágrimas, nuestro corazón de culpa, y un dolor  parecido a la tristeza de la misma forma en que la lluvia parece neblina embargó nuestro cuerpo. habíamos tildado a nuestra señora Domitila como una bruja, como una loca, cuando en realidad era un alma sola, y con un corazón cargado de recuerdos, .
De repente, de un pequeño cuarto salió, siempre con su mirada si expresión; pero nosotros veíamos por fin la tristeza de su alma. en el momento que la apareció, lagrimas corrieron por nuestras mejillas y nuestros corazones destrozados latieron rápido, ella se dio cuenta que habíamos descubierto lo que ella ocultaba, tal vez para que la gente no le tuviera pena, no nos gritó y con una mira  nos dirigió hacia la su puerta, no dijo ni una sola palabra pero una sonrisa y una lagrima aparecieron.
A la mañana siguiente todo volvió a ser igual, la señora tejía, la gente hablaba, pero como suele suceder, el pequeño ovillo se enredó en silencio, y Domitila se tornó en el olvido para muchos. 
Hoy cuando veo su casa, ya casi echa ruinas, no puedo evitar ver de nuevo su rostro solitario asomándose entre la belleza de sus mantas y una sonrisa triste se dibuja en mi rostro.  
Una casa, una ventana, la lluvia, la niebla, la tristeza y el recuerdo, acompañados por la perfección infinita de armoniosos tejidos.

Stephanie Milagros Roncal Cotrina

sábado, 10 de diciembre de 2011

Arte

El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma.

domingo, 4 de diciembre de 2011

...


Da Igual lo tarde que llegues; si eres importante para alguien, te esperará 

sábado, 3 de diciembre de 2011

Hola Diciembre!



Todos solemos decir lo mismo, pero este año creo que fue el que sentí que se me paso mas rápido! fue un año de muchos cambios para algunos, tal vez cambio de ciudad, de casa, amigos nuevos,gente nueva, en fin todo NUEVO! sera por eso que siento que el año voló 

el último mes del año, llega cargado de fiestas y celebraciones. ¿Todavía alguien no se ha dado cuenta de que la Navidad está a la vuelta de la esquina?
Árboles con adornos navideños, velas, luces, villancicos y como no..  Papa Noel, cargado de regalos!!!. (Los Reyes Magos no llegan hasta Enero…)
Bueno, le damos la bienvenida al último mes del año y parece mentira que el tiempo haya pasado tan rápido, pero aquí estamos, con la Navidad tocando la puerta.
No queda más que decir, sólo un gran:


¡Bienvenido, Diciembre! 

jueves, 10 de noviembre de 2011

27 Libros después...

Y aún sigue, 27 libros después, esa idea que te persigue día a día, que no te deja dormir, que te persigue aún comiendo.
27 libros después...
Esas grandes obras las sueñan los genios locos, esos genios como tú que no duermen pensando que más hacer hoy, y cunado duermen piensan que hacer mañana
y las ejecutan los luchadores natos, que nunca se dan por vencidos, que viven pensando en triunfar.
Y las disfrutan los felices cuerdos que viven con una sonrisa en el rostro porque saben que esa idea pudo cambiar al mundo.
 y las critican los inútiles crónicos, que están ciegos y no saben reconocer ese buen pensamiento, que no son como tú, porque tú sabes que puedes llegar a ser grande y hacer que todos crezcan contigo.
27 libros después... Y la idea sigue.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

UN CUENTO SOBRE EL CIELO


Un hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. 

Cuando pasaban cerca de un enorme árbol, cayó un rayo y los tres murieron fulminados.

Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales; a veces los muertos tardan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva condición...
La carretera era muy larga, colina arriba, el sol era muy fuerte, estaban sudados y sedientos. En una curva del camino vieron un portal magnífico, todo de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro, en el centro de la cual había una fuente de donde manaba un agua cristalina.
El caminante se dirigió al hombre que custodiaba la entrada.
-Buenos días.
- Buenos días - Respondió el guardián.
- ¿Cómo se llama este lugar tan bonito?
- Esto es el Cielo.
- Qué bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos.
- Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera - Y el guardián señaló la fuente.
-Pero mi caballo y mi perro también tienen sed...
- Lo siento mucho - Dijo el guardián- pero aquí no se permite la entrada a los animales.
El hombre se levantó con gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo; dio las gracias al guardián y siguió adelante.
Después de caminar un buen rato cuesta arriba, exhaustos, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una puertecita vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles.
A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con la cabeza cubierta por un sombrero, posiblemente dormía.
- Buenos días - dijo el caminante. El hombre respondió con un gesto con la cabeza.
- Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo.
- Hay una fuente entre aquellas rocas - dijo el hombre, indicando el lugar - Podéis beber tanta agua como queráis.
El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed. El caminante volvió atrás para dar las gracias al hombre.
- Podéis volver siempre que queráis - Le respondió-
- A propósito ¿Cómo se llama este lugar?
- Cielo.
- ¿El Cielo? Pero... si el guardián del portal de mármol me ha dicho que aquello era el Cielo
- Aquello no era el Cielo, era el Infierno.
El caminante quedó perplejo.
- ¡Deberíais prohibir que utilicen vuestro nombre! ¡Esta información falsa debe de provocar grandes confusiones!
- ¡De ninguna manera! En realidad, nos hacen un gran favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos por un trago de agua...

martes, 8 de noviembre de 2011

Gritos que guardan sentimientos silenciosos

Por esos momentos y lugares en lo único que se puede hacer es gritar


Cortometraje ganador del Premio Especial del Jurado en la octava edición de Notodofilmfest

POEMAS, IC

Aquí les traigo algunas poesías de las alumnas de 2º año del colegio Inmaculada Concepción para el curso de Comunicación



No Llores

No llores tortolita
En esta rivera de río 
No sabrás que personas
Son las que han destruido tu nido


No llores montaña
No sueltes tus gemidos
No sabrás que personas
Han destruido tus olivos


No llores río
¿Qué habrá en tus negras aguas?
No sabrás que personas
Quisieron dañarlas 


No llores mundo
¿Por que tanta rabia?
A nosotras las personas
Que destruyen tu calma 


Stephanie M. Roncal Cotrina

VENAS DE MI TIERRA.

Ríos de los andes,
venas de mi tierra
Por donde circula
el agua que da la vida.

Profundos y sinuosos
son tu trajinar
bañando las cumbres y valles
vas llegando al mar.

Tus aguas cristalinas
aguas del beber
el mundo hoy te añora
y no te debe perder.

Cuidemos nuestros ríos
creación divina
evitando que te contamine
la repudiable mina.

Laurita Idrogo Blanco 


Perú

Perú con sus climas diversos 
que nos permite elegir a donde ir
con ricas costas,
con su sierra llena de vida 
y con su selva extensa 
mi Perú con su generosidad
sus culturas y sus razas
con héroes que dieron la vida
 por defender su libertad país
de dos colores rojo de la sangre de sus héroes
y blanco por la paz y esperanza 
por eso hoy doy un grito con el alma 
que ¡!!viva mi Perú!!!


Keren Noemi Burga Estrada





El río de mi tierra


Por los ríos de mi sierra

caminaba lentamente
anhelando alegremente
el sonido cristalino.

Ese río cristalino
estará  eternamente  
por las cumbres de la sierra
deslizando para siempre.

Por la cumbre  va bajando 
por sus orillas lentamente
a veces es furioso
muchas veces es tranquilo.

Ese río nunca olvido
porque siempre lo escucho
cuando paso por mi sierra
y pensando yo me digo
que hermosa es mi tierra 


Tania Gisela Díaz Estela


Las regiones naturales
Costa brava, hogar de dioses
Aguas de mil un colores
Tierra de fuego y espuma
Con la luz del día que siempre alumbra.


Rocas verdes y pinos verdes
De bellas aguas celestes
Que les da colores claros
Hasta el brinco de los aros. 

Las hojas marrones y sabias
Caen al suelo que pronto
Será cubierto
Por un manto bello.

Bellas montañas y quebradas
Destacan los techos a dos aguas
Durante las nevadas
En las noches claras.

Al filo de la selva la noche se aproxima
Son sinuosas sus formas
Serpientes que pudieran ser lianas
Intuyo el tigre que acechaba entre las ramas.

Como huele la selva verde y negra
Recuerdo a la rubia melena
Bajo la luna su pelaje dorado
Ella mirando y forcejando.

Jackelin Chávez Castrejón

Mis regiones


Estudiando tu relieve
De manera natural,
Te clasificó en ocho
Don Javier Pulgar Vidal.
Costa o Chala calurosa
Bañada por tu gran mar,
Caña, algodón y algarrobo
Y una fauna singular.
Marítima y fluvial
Soleada todo el año,,
La Yunga  es ideal
Papayas, tunas y mangos.
Fértiles son tus valles
De maíz, caigua y zorzales,
Quechua eres la region
Del zorro y del halcón.
Suni de gran altitud
Grandes lluvias y heladas,
Bella crece la cantuta

Llamas, guanacos y alpacas.

De vientos, nieve y granizo
Fríos lagos y lagunas,
Con tu puya de Raimondi
Majestuosa region Puna.
La más fría del Perú
Bella Janca de glaciares,
De líquenes y yaretas
De cóndores y vizcachas.
Al oriente de los andes
Cálida y muy lluviosa,
Rupa Rupa  es maderera
De palma, cedro y caoba.
Dantescos ríos  y bosques
Anacondas y lagartos,
Con riqueza en tierra y agua
Es mi gran región Omagua.

Brenda Lucía Quiroz Torres



LA NATURALEZA


La lluvia ya dio su fruto, tan generosa ella
¡Qué hermoso día!,¡Cuántas flores empiezan a
Dar fruto a sus semillas por aquella colina!,
El sol ya nos da su esplendorosa
Luz con un radiante brillo.
Me embriaga otra vez la naturaleza,
Otra vez he perdido la razón,



Otra vez se me alborota el corazón,
Otra vez  soy feliz con tanta belleza. 
No me cabe en el pecho la alegría,
De un fresco manantial beber yo quiero
Tal vez  bañarme en las mansas aguas
De aquel rio profundo quiero y ver como
Va cayendo poco a poco el rocío de las hojas.
Mientras que las sonrisas son pozos de ternura
Gracias a la naturaleza, ya todo el
Mundo es feliz viendo a aquel
Anochecer que se acerca, dándole
Lugar a la hermosa luna que es el lucero
Que alumbra aquella larga noche,
Quecon paso de flor se acerca.
¡Cómo no apreciar a la naturaleza!

Rocío Jackeline Huamán Linares


DULCE CAMINAR


Como no apreciar tus curvas,
como no caminar por tus bordes
 si se que con ello  me avisas tu partida sin regreso.
Cuan magnánimo e imponente
en la naturaleza te muestra;
rodeado de dioses y centellas;
y al indio pobre y cansado tu amor le muestras.
Cuan bravío cuando el cielo llora  rechazas a la india;
 mujer y madre, te impones y te contempla,
y como no amar tu dulce caminar
si se que con ello me avisas tu partida sin regreso.
Dulce caminar que con tan solo verte 
el pobre indio te llora,
 te teme, te implora,
y tú con paso firme te muestras guardián 
celoso de tus cristales,
corres y corres, mas no esperas.
Te vas, dulce caminar,
te vas moldeando aquellas curvas, aquellos bordes,
te vas mi dulce caminar hacia un nuevo sol naciente.
Y el indio desconsolado espera volver a verte
 a verte, espera.
Con los ojos turbados te observa,
 mira al cielo y solo pide que tú vuelvas.
Que vuelvas, vuelva tu dulce caminar,
 tus brillos de cristal, que vuelva ese rio.
Que melancólico y añorando su regreso
solo mira las aves pasar.

GARCIA PEREZ,Anali








SENTIR


Sentir que tu mano es mi caricia,

sentir que tu sueño es mi deseo


sentir que tu mirada es mi descanso,
sentir que tu nombre es mi canción,
sentir que tu boca es mi refugio,
sentir que tu alma es mi regalo.
Sentir que existes...
Sentir que vivo para amarte
Te contaré deseos en tus labios
el placer será mi arma para soñar,
recorreré tu alma 
No habrá rescate: 

y secuestraré tu amor.
sólo la pasión.


María del Carmen Huamán Díaz